La Voz de Ica

24.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Los precios de los libros escolares

  • PDF

Estamos a escasos días de iniciar el año escolar 2013. Siempre es una preocupación de los padres de familia proveer a sus hijos con los uniformes, útiles escolares y los textos de enseñanza que el colegio señale como prioritarios. Por ello, en todo sentido Febrero y Marzo son los meses de mayor gasto familiar.

El mayor problema, la elección y compra de libros escolares a determinadas editoriales, exigencia que determinados colegios imponían la obligatoriedad de su compra. Quejas, denuncias y procesos judiciales al respecto valieron para que el Ministerio de Educación desde Marzo del 2012 instalara con mandato de ley el llamado "Sistema Aplicativo del Observatorio Nacional de Textos Escolares" (OBNATE) que protege a los consumidores de las prácticas abusivas en la selección y/o adquisición de textos escolares y la Ley Nº 29839 que prohíbe a las instituciones educativas públicas y privadas de todo el país obligar a los alumnos o padres de familia a adquirir determinados textos escolares nuevos o de primer uso o que estén diseñados para un solo fin. Pero no sólo eso, cuando se trate de elegir un texto nuevo para cada área curricular, se presentarán por lo menos tres propuestas de textos que reúnan las condiciones pedagógicas e indicadores de calidad y serán los padres de familia, a través de los Comités de Aulas o las Apafas los que decidan qué texto escolar utilizará el plantel. Ya no habrán los acuerdos bajo la mesa ni las comisiones ni porcentajes para profesores y/o directores (as) afanados en obtener ganancias ilegales a partir de libros excesivamente caros.

Para esta aplicación, la OBNATE no actuará sola, sino que INDECOPI apoyará su gestión y vigilará la idoneidad de los procesos y el ejercicio de las buenas prácticas, además de la presencia de veedores de las respectivas UGEL en los procesos de selección. El link del OBNATE se puede hallar en la página web del Ministerio de Educación (http://www.minedu.gob.pe) y bajar el "Manual del Usuario" dirigido a todo público. Allí se podrá encontrar al historial de precios de todos los textos escolares editados por las editoriales de libros escolares del país. Este link permite a su vez la presentación de las denuncias por abusos que puedan cometer algunos centros escolares. Los iqueños debemos estar informados debidamente sobre estos procesos y servirá a muchos padres de familia para aliviar las penurias económicas que los aquejan para atender la educación de sus hijos.

De vida o muerte letreros de advertencia en Huacachina

  • PDF

Una joven víctima se sumó a la larga lista que sustenta la falsa leyenda negra que "en la laguna de Huacachina se ahoga gente que vive fuera de Ica". Huacachina, el otrora ojo verde de agua enclavado entre las dunas del desierto iqueño tiene un historial de peligros y víctimas similar a cualquier otra visitada laguna del interior de nuestro país, pero la aureola del misticismo que han creado anónimos autores alrededor de la legendaria laguna que "exige sacrificios de turistas o foráneos" simplemente es un mito sin asideros.

De lo que no hay ninguna duda es que los ahogamientos registrados en este balneario han sido provocados por la temeridad de los bañistas, su poca pericia como nadadores a lo que se ha sumado la falta de notificación -a través de letreros- por parte de las autoridades municipales que avisen con claridad que el fondo de la laguna posee un barro cenagoso y oscuro que puede inmovilizar a quien ose pararse en su lecho. No ha habido ni hay advertencia de este peligro real. No estamos diciendo que carecemos del personal de salvataje que proporciona la Policía Nacional en los meses de verano y de mayor afluencia de público, dicho personal está y ha salvado muchas vidas, pero ya no existen las singulares cadenas que antaño marcaban el área moderada a la que se podía acceder a bañar sin peligro, especialmente los niños y adultos mayores, señales que se convertían en una advertencia. Colocar varios avisos que alerten sobre el peligro de nadar en una laguna artificialmente reabastecida con agua dulce y profunda pone en ventaja a quienes por primera vez acuden al balneario para sofocar el calor de un verano abrasador.

Colocar uno o más letreros que señalen con puntualidad los peligros propios de una laguna que lucha por no desaparecer por acción de la mano del hombre, no provocaría la bancarrota de la Municipalidad Provincial de Ica, pero sí evitarían más muertes. El descuido de quien administra el Balneario de Huacachina de proponer ésta u otra iniciativa plausible pone en peligro a los bañistas que no conocen la morfología de este ancestral remanso. Exigimos el señalamiento indicado o que se autorice a algunas empresas privadas para que hagan suya esta iniciativa y la lleven a la práctica.

Olvidamos los simulacros y las mochilas

  • PDF

Pasó el susto por el fin del mundo que erróneamente se pronosticó para el 21 de Diciembre del año pasado y como por arte de magia los ciudadanos de las cinco provincias de nuestra región nos olvidamos completamente de los peligros reales que amenazan nuestra sobrevivencia. La no ocurrencia de la catástrofe planetaria que a muchos impidió conciliar el sueño dejó de lado los preparativos en familia, en centros escolares y laborales para enfrentar la experiencia de un sismo de alto grado que pudiera ocurrir en fecha imposible de precisar.

Hemos postergado nuestras prácticas para poder protegernos antes, durante y después del terremoto, hemos arrinconado por allí nuestra mochila de emergencia con todos los pertrechos para la sobrevivencia, nos hemos olvidado de repetir cuál deberá ser nuestro comportamiento ante una posible ocurrencia de movimientos sismicos. Y lo hemos desatendido en nuestra falsa creencia personal que nada de esto nos va a pasar.

Las autoridades, llamadas a preparar los planes de contingencia para estos fenómenos naturales tienen ocupado su tiempo en el reforzamiento de los puntos vulnerables del Río Ica ante la inminencia de una posible inundación. La preocupación es válida aunque tardía la convocatoria. Existe relajo en la aplicación de las políticas de prevención de desastres, donde los terremotos e inundaciones son la letanía histórica del pueblo iqueño que a través de su historia, no se ha acostumbrado todavía a su obligada cuota de dolor. Las cartillas de divulgación, los spots radiales, televisivos y la preparación ciudadana a través de la prensa escrita deben ser una constante para enfrentar en las mejores condiciones a estos fenómenos naturales. Los ensayos, evacuaciones, revisión de las zonas de seguridad y escape deben darse cada semana, con insistencia y perseverante repetición, aunque llegue a saturarnos; tal vez la fuerza de la insistencia y la mecanización de las respuestas pueden salvarnos la vida. No cometamos el error de descuidarnos o dejar en abandono las recomendaciones de las instituciones responsables de estos temas. No dejemos que el terremoto o la inundación nos gane la iniciativa.

Ica invadida de antenas

  • PDF

Hace 15 años era un lujo tener un celular para uso personal, hoy se ha masificado su uso de tal forma que aquellos que no lo tienen son mirados como seres extraños. Y para que funcionen los millones de celulares activos que cargamos, éstos deben tener un sistema interconectado en red, llamados popularmente "antenas" las mismas que son ubicadas en trechos más o menos cortos y en puntos estratégicos de las ciudades (y también fuera de ellas) por lo que las tres empresas operadoras deben contar con un número elevado de estas torres. Todavía se ha investigado poco y a conciencia sobre el impacto en la salud humana sobre la radiación y/o emisión de ondas de estos aparatos. Todos parecen esquivar este tema actual del cual muchos comentan pero nadie dice nada en voz alta. El problema no es la parte legal que permite el funcionamiento de estas empresas pero -a tenor del modus operandi de las empresas mineras y otros servicios- los interesados, la población, no se sabe si cuentan con los debidos Estudios de Impacto Ambiental sobre todo en el perímetro de las ciudades, donde la población es más densa.

Pero no sólo antenas de telefonía se comenta, sino también de las torres de alta tensión que soportan los cableados de electricidad, las que son grandes preocupaciones actuales en el tema medioambiental y de salud poblacional. En varios distritos observarmos que existen viviendas ubicadas a 60 ó menos metros de estos gigantes de acero por lo que el peligro de la ionización del entorno cercano representaría peligro mortal para los seres vivientes. Frente a estos hechos no se observa que los ministerios correspondientes (Transportes y Comunicaciones, del Ambiente y el de Salud) digan o hagan algo al respecto. Hasta el momento en Ica ninguna autoridad, institución o persona se ha dado el tiempo de efectuar algún trabajo de investigación (o encargarlo) que desmienta o afirme el "mito urbano del peligro que significan las antenas de telefonía y electricidad". ¿No pasa nada o no se quiere decir nada?

En otras partes se discute el tema, se informa y se llega a saludables acuerdos y además se tiene enterada a la población sobre los pro y los contra de estos asuntos. Si el peligro está latente sobre nuestras cabezas, todos los días, deberá ser obligación de las instituciones y representantes de esos organismos el decir algo. No tiene que declararse como peligro público las epidemias, para que -por ejemplo- entre a tallar el Ministerio de Salud o la Dirección Regional de Salud, o la Defensoría del Pueblo y otras instituciones independientes que dicen que "velan" por los intereses de los ciudadano. Adelantar un paso ante los peligros que comprometen a la comunidad, se llama previsión, anticiparse al problema, tomar las precauciones. Deben estar informados quienes tengan en sus techos estas antenas (y también los vecinos inmediatos) por nuestra propia seguridad y de la comunidad en la que vivimos.

Los FIVI y la organización

  • PDF

Este año deberá realizarse la versión 48º del Festival Internacional de la Vendimia Iqueña (FIVI). Mucho se ha dicho y poco se ha hecho para mejorarla en su aspecto organizativo y el respeto a su esencia tradicional, aspectos venidos a menos en las tres últimas décadas. El Festival de la Vendimia sigue siendo impulsado por los afanes comerciales que brindan los empresarios de espectáculos en su natural afán de lucro. La Tradicional Fiesta de la Vendimia Iqueña comenzó evocando la identidad de esta Tierra del Sol, con sus costumbres, folklore, su gente, los frutos emblemáticos de las uvas y los derivados de éstas, como son la cachina, el vino y el pisco que luego han abierto muchas puertas y oportunidades para ser conocidos y bien estimados.

Se ha pedido de mil maneras que los FIVI sean manejados por la empresa privada bajo el sistema de concesión donde la ciudad -y sus ciudadanos- salgan ganando plausiblemente. O que la conducción de los mismos recaiga en una comisión autónoma de ciudadanos respetables, con experiencia en organización y manejo de eventos donde las presiones para favorecer a los "recomendados" no sea el mismo juego de siempre por encima de las pretensiones justas de quienes ofrecen mejor servicio. Ni que estos eventos sean el botín de guerra de un grupo mayoritario que conduce los destinos de la Municipalidad, donde el signo más visible es que los balances económicos siempre arrojan pérdidas o simplemente no se presentan para ocultar manejos indebidos.

Pedir que la organización de los FIVIs mejore, se confíe en gente honesta y transparente para que asuma la dirección no es un imposible. Los exitosos Festivales de la Primavera y de la Marinera son ejemplos incuestionables del buen tino y de convivencia en armonía entre los que buscan el desarrollo de sus pueblos. Seguir con el modelo trillado, mil veces mal calcado, con balances en rojo, con cuestionamientos e inconformidades abonan a la indiferencia y la falta de identidad por Ica.

Atentan contra Huacachina

  • PDF

Huacachina es el único balneario sobreviviente -de cinco que antaño existieron- con que cuenta todavía la ciudad de Ica. Esta laguna reabastecida y oxigenada con agua dulce extraída del subsuelo, zarandeada por los carros tubulares que desfiguran sus monumentales dunas, el variopinto comercio focalizado, la ausencia de una zona demarcada para la atención prioritaria del turismo, entre otras limitaciones y olvidos oficiales, presenta por estos días un pintado insulso de sus barandas de cemento que distorsiona la armonía paisajística del otrora "Oasis de América".

Un simple trabajo de refrescamiento de las pálidas y gruesas barandas de concreto del malecón, que rodea parte de la laguna han sido pintadas de crema (?) y verde, conservando su color original solamente la parte del descansabrazos, convirtiéndose en una suerte de bandera mural tricolor que junta lo desabrido y lo chillón en un solo espacio. Estas barandas originalmente se hicieron de color cemento, conservándose la añeja construcción a través de los tiempos, nadie sino hasta ahora se atrevió a cambiar los colores originales. Es cierto que el tiempo estropea y desluce los bienes materiales, pero el sentido común nos inclina siempre hacia lo sencillo y práctico: pintar las barandas del mismo color cemento. Antes se hizo así, se hicieron públicos los aplausos cuando primó el sentido común y no se atentó contra la unidad paisajística y de color de la característica Huacachina. Sepan los arquitectos e ingenieros de la Municipalidad Provincial de Ica y a la Administradora de este Balneario que Huacachina y el Santuario de Luren tienen la misma categoría patrimonial: son Ambientes Urbano Monumentales (RM Nº 1251-85-ED) y para accionar sobre estos bienes primero hay que obtener un permiso especial en la sede del Ministerio de Cultura de la Región Ica, que dudamos lo hayan tramitado y por tanto habrían infraccionado las leyes de conservación de estos bienes protegidos. Es más, si la misma ligereza se hubiese perpetrado con el demolido Templo de Luren -cuando permanecía inhiesto- pintándolo de colores, las protestas hubiesen sido mayúsculas y permanentes. Además los colores aplicados al brochazo registran con mayor nitidez los sucios que luego palidecirán con los rayos solares, y el daño al patrimonio ya está hecho.

Nadie ha protestado en Ica -autoridades o artistas- de lo que ha ocurrido en Huacachina. Caso contrario sucedió en Lima, en Febrero de 2011, cuando las protestas de los arquitectos y de numerosas personas lograron paralizar el pintado del Museo de la Nación -cuyo color natural es cemento- para la realización de la Cumbre América del Sur Países Arabes. Uno de los arquitectos que diseñó el edificio por los 70´s, Miguel Cruchaga Belaunde, defendió la pureza de la edificación y criticó duramente la decisión de pintar la fachada: "Jamás se le ha dado mantenimiento; encima de la basura que tiene acumulada desde hace 36 años se está pintando. Incluso esa pintura está mal hecha porque para eso hay que limpiar, y si limpiaran ya no sería necesario pintar porque se encontrarían con el material en su esplendor". Luego se dio marcha atrás y lo avanzado fue recubierto con pintura color cemento para conservar el estilo ‘brutalista’ de la edificación.

Debemos recordar que la Laguna de Huacachina y su entorno inmediato está protegido por leyes específicas y los ciudadanos de Ica -con cargos circunstanciales y sin ellos- debemos ser corresponsables y solidarios para evitar la agonía de este gigante y reclamar el "pintarrajeo" repentino a nuestro Balneario protegido.

Los tubulares y la destrucción de la "zona intangible de Huacachina"

  • PDF

Huacachina, el todavía vigente balneario turístico de Ica, nuestra laguna conocida como el Oasis de América se encuentra amenazada por la infestación de un sinnúmero de unidades motorizadas multi pasajeros llamados "carros tubulares, carros areneros o buggies" que se han convertido en la amenaza mortal para acabar en forma definitiva con el esplendor de las milenarias dunas que por prodigio de la naturaleza acunaron el milagro de un enorme ojo verde de agua en medio del desierto iqueño. Si bien este portento ha perdido definitivamente sus aguas medicinales por la proliferación de pozos que hidratan a innumerables campos de cultivos de su entorno, ha sobrevivido gracias a la inyección constante de agua dulce que palidece en el recuerdo de su pasada historia, añorando sus días gloriosos que no volverán. Sin embargo, sus monumentales y empinados cerros de arena, esculpidos por el viento y fraguados pacientemente por el abrasador sol en cientos y miles de años son amenazados en los tiempos modernos por un híbrido auto adaptado para transitar en las onduladas lomas de sílice llevando gran cantidad de pasajeros que se divierten a placer en un inimaginable viaje sin pistas, sin rutas y con los vértigos de una montaña rusa. El boom de los carros tubulares pareciese que pondrá fin a estas colosales masas de arena, parte del paisaje característico de esta tierra, si es que antes no se les detiene, reglamenta y se les señala rutas expresas y ajenas al entorno inmediato a la Laguna de Huacachina.

Siempre serán bienvenidas las iniciativas de la empresa privada, pero jamás el interés particular deberá estar sobre el interés general. Existen leyes vigentes para la protección de la laguna y su entorno inmediato y eso incluye a sus dunas. La Ley 27914 así como su modificatoria la Ley Nº 29732 (dada el 29 Junio del 2011) "declaran de interés nacional la recuperación, conservación y promoción de la Laguna de Huacachina". Y no sólo eso, también se ha declarado como ZONA INTANGIBLE el área delimitada en la Resolución Directoral Nacional Nº 1296/INC, aclarando que en nuestro idioma español la palabra INTANGIBLE es un adjetivo nominativo que significa: "que no puede o no debe tocarse" (los sinónimos de esta palabra señalan: impalpable, incoercible, inviolable, virginal).

Las autoridades inmediatas de hacer cumplir estas disposiciones son del Ministerio del Ambiente, quienes deben incorporar a la Laguna de Huacachina como parte del Sistema de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sinanpe) pero el año de plazo que la ley fijó ya se cumplió y al parecer no se ha hecho nada. Le corresponde igualmente a la Autoridad Nacional del Agua (ANA) declarar a nuestra laguna como zona de protección de agua y tampoco ha dicho ni hecho nada. Y como si fuera poco Huacachina debe contar con un Estudio Técnico actualizado, pormenorizado y debidamente coordinado interinstitucionalmente que debió efectuar el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, pero ha pasado ya año y medio desde la expedición de la norma y tampoco se sabe nada.

¿Así protegemos los iqueños a Huacachina de la depredación y de su destrucción inexorable? Ante su indefensión legal, el abierto desinterés y la desidia burocrática los propietarios de los buggies o carros tubulares hacen lo que "les viene en gana". ¿Y las asociaciones civiles que defienden el Patrimonio de Ica y Huacachina no dicen palabra alguna? Es increíble lo que está sucediendo. Se está destruyendo cada día parte importante de nuestra historia, nuestro patrimonio natural y el regalo único que la naturaleza obsequió dadivosa a las generaciones de iqueños. Por último, la Municipalidad Provincial de Ica tampoco puede hacer mucho porque está atada de manos ante las acciones legales interpuestas por las empresas de buggies para seguir operando, a pesar que algunas máquinas no cuentan con el SOAT respectivo y no pueden pasar por las revisiones técnicas de ley, o sus pilotos no son choferes profesionales reconocidos. Por lo pronto, una secuela de fallecidos tiene en su haber estos carros areneros y el último accidente ocurrido con un grupo de pasajeros ecuatorianos sobre las dunas de Huacachina.

El compromiso de hacer más por nuestro Balneario y por nuestra tierra es la acción urgente del momento. Huacachina debe salvarse, debemos ayudar a su recuperación, debemos expresar nuestra voz de protesta y preocupación por todos los medios y formas.

Los Efectos del Rally Dakar

  • PDF

Este fin de semana, una mar humano se movilizará paralelamente a los participantes del Rally Dakar 2013 que involucra un amplio circuito de tres países latinoamericanos (Perú, Chile y Argentina). Este evento en nuestras tranquilas ciudades de la Región Ica trae consigo una ganancia económica en los servicios y negocios como restaurantes, hoteles, movilidad interna, telecomunicaciones, entre otros. Todo ello está muy bien, pero este evento deportivo encuentra a nuestra ciudad con sus irresolutos problemas de siempre, donde la falta de logística para recoger las toneladas de basura que adornan nuestras calles es para el momento, el problema mayor.

Según el recorrido anunciado de los vehículos en competencia, hoy sábado se inicia el la primera etapa Lima-Pisco; mañana domingo toda la acción se centralizará en Pisco, mientras que el lunes los bólidos partirán de Pisco a Nasca y el miércoles salen de nuestras fronteras regionales cuando se inicie la etapa Nasca - Arequipa. Entre los fugaces visitantes vendrán también importantes autoridades ministeriales, además de las decenas de estaciones televisivas y medios de comunicación que trasmitirán el evento en tiempo real. La ciudad de Ica es sólo punto de paso, pero esas breves horas serán suficientes para formar un concepto de la urbe que se visita. Las apreciaciones de los lugares que se visitan sirven como espacio promocional de nuestra tierra en varios lugares del planeta. Pero nos preocupa inmensamente que los álgidos problemas que afectan a nuestra ciudad, se puedan notar como para informar al mundo que no todo es oro en el país de los Incas.

Deseamos éxito y ganancias para todas las personas y empresas que se involucren en los efectos del Rally Dakar, pero también debemos ser exigentes para que nuestro patrimonio monumental ubicado en las pampas de Pisco, Ocucaje y Nasca no sean afectados por el paso raudo durante este evento. Ninguna competición puede ser más importante que la heredad monumental dejada por nuestros antepasados.

Y a pesar de los circunstanciales problemas que experimentamos no podemos dejar en el olvido a éstos que seguirán luego de la carrera. Sin embargo, el Rally Dakar 2013 deberá ser imponente cuando pase por Ica Región, ya que es la segunda vez que nuestros espacios costeros con todas sus maravillas geográficas han sido escogidos para tal competición. Lo trascendente existe cuando nos preparamos para afrontar exitosamente un evento como el que ya se ha iniciado, con organización anticipada. No será la última vez que cientos de competidores extranjeros, sus máquinas y equipos irrumpan nuestros desiertos, pero avisados esperamos dar mejor imagen colectiva que ahora.

Los pocos árboles y el cableado

  • PDF

Ica es una de las ciudades costeras que menos árboles ornamentales posee. La escasa provisión de verdes plantas en las vías públicas llama la atención por la poca protección que tiene la población al transitar por plazas, calles y avenidas y no contar con la sombra necesaria que da el follaje de los árboles para protegernos ante los fuertes rayos solares todo el año. El área especializada de Parques y Jardines de la Municipalidad Provincial tiene la responsabilidad de cuidar los pocos árboles y mantenerlos en el mejor estado posible, pero uno de los problemas recurrentes es la poda que realizan en fechas que el calendario agronómico la prohibe, en Primavera y en el Verano.

Uno de los árboles dentro de la raleada provisión es la acacia, brinda estupendo follaje y coloridas flores, durante el Verano nos regala gratuita sombra que nos protege de los intensos rayos solares de la temporada, es un árbol adaptado, no propio de esta tierra y consume mucha agua al igual que el ficus. Otra especie es el noble y ancestral huarango, pero se le discrimina por su torcida forma. El gran problema del momento es que estos árboles son podados indiscriminadamente bajo el pretexto de liberar la cablería existente de las ramas que puedan ocasionar daño a estos materiales de transmisión, que tejen un embrollo muchas veces indescifrable (electricidad, telefonía, televisión por cable).

Un árbol demora años en crecer y cuando éste alcanza un tamaño ideal en que nos brinda su sombra, se le mutila, sin consideración. Regularmente la poda se realiza en los meses de Julio, Agosto y Setiembre. Hacerlo fuera de estas fechas, donde ocurre el proceso de regeneración de la vital savia, el florecimiento y el mayor vigor de estas plantas, constituye un arboricidio que no se puede permitir.

Las empresas que colocan sus cables por vía aérea no tienen personal calificado para asumir la poda que le corresponde al Area de Parques y Jardínes de la Municipalidad, que cuando lo hacen para preservar su cableado afectan el ornato, dañan estos árboles al no saber cómo hacerlo, además de quitarnos los pulmones naturales que oxigenan la ciudad cargada de monóxido de carbono producido por las miles y miles de unidades motorizadas, y nos privan de la escasa sombra durante esta época del año. Si de verdad les interesa preservar sus bienes, toda esta cablería debe ser puesta bajo tierra, como corresponde a las ciudades modernas.

En Lima y en las principales ciudades, no se observa esta maraña de cables aéreos porque allí las municipalidades han prohibido el cableado aéreo porque el ornato, la preservación de la salud, y el cuidado del medio ambiente está primero.

La actitud a asumir desde nuestra posición de ciudadanos debe ser exigir normas ediles para que todo tipo de cableado aéreo quede prohibido y se den las facilidades para que sea instalado bajo tierra y con todas las seguridades posibles. La propuesta inmediata debe ser plantar más árboles oriundos que requieren de muchísima menos agua y que no levantan las pistas ni las veredas, pero sobre todo que brinden sombra a la población.