La Voz de Ica

24.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

El 22 Día Mundial del Agua

  • PDF

En nuestro calendario cívico aparece el 22 de Marzo como "Día Mundial del Agua" fecha instituida por las Naciones Unidas desde el año 1992. Pero el tema del agua no es sólo para tratarlo en un día, ni en una semana y luego dejarlo en el olvido. Para Ica, región que adolece de agua suficiente para la agricultura de sus valles y las necesidades de su gente, es un tema permanente, que está en búsqueda de soluciones y eso implica por igual a los ciudadanos y a las autoridades que toman decisiones sobre temas trascendentales para nuestro futuro.

El tema del agua tiene muchos vértices y por lo tanto más de una interpretación. No es lo mismo el agua para la agricultura que el agua dulce para las poblaciones y las industrias (aunque todas provengan de un mismo tronco: el agua almacenada en la vecina sierra de Castrovirreyna). Pocos saben cuántos perfiles de proyectos hídricos existen que no pueden ser llevados a cabo por no contar con el presupuesto necesario para trasvasar las aguas alto andinas (sin haber resuelto adecuada y previamente la oposición de las comunidades de aquellos lugares al ansiado trasvase). Tampoco sabemos cuántos pozos tubulares existen en el valle iqueño que han contribuido grandemente al agotamiento del acuífero que se esconde en el subsuelo -aunque podrían superar los 2,000- tema al que la Autoridad Local del Agua insiste que la solución será sólo racionar su uso y de allí lograr la estabilización de la dicotomía oferta/demanda. Si bien existe la prohibición (veda) para perforar nuevos pozos para destinar sus contenidos a la agricultura no existe tal recorte cuando se trata del agua para mitigar la sed de la población que crece.

El Día Mundial del Agua no es sólo convocar a concursos, realizar desfiles, alegorías y motivaciones pasajeras para sensibilizar la conciencia ciudadana de un problema que se siente y afecta a casi todos los sectores. No existe sensibilización sin compromiso y para lograr ello se necesita esfuerzo y dedicación. Mientras, el Ministerio de Economía forma un Comité Multisectorial para atender la demanda de más agua para Ica, la ciudadanía espera que no sea una promesa más de aquellas que han encallecido la incredulidad de los iqueños. El Día Mundial del Agua, en 10 días más, no debe ser motivo de fiesta sino de preocupación y de responsabilidades. Somos una población que despilfarra el 32% de su agua potable mediante el consumo irracional y el desperdicio irresponsable, por no existir una sostenida Cultura del Agua que nos enseñe y obligue a preservar y conservar este líquido vital. El Día del Agua, debe ser para los que moramos esta tierra, cada uno de los 365 días del año, invariable y porfiadamente para sobrevivir con dignidad.

Nadie se salva

  • PDF

Por estos días la criminalidad se vuelve atrevida y de su accionar delictivo nadie se salva. En las últimas semanas se ha registrado una serie de hechos punibles donde personajes públicos vienen siendo afectados, algunos presentan las denuncias respectivas y otros prefieren el silencio cómplice; así desde comunicadores sociales, alcaldes distritales de las cabeceras de sierra de Huancavelica y hasta el mismo Gobernador de Ica habrían sido atracados por los facinerosos y despojados de sus bienes materiales, con riesgo evidente de la integridad física. Este es un repunte sin igual de la delincuencia que debe provocar una respuesta contundente de las fuerzas policiales y de la civilidad.

Algo raro está pasando. O los delincuentes son adivinos o reciben información privilegiada para que puedan operar con total libertad sin la presión de ser repelidos por la PNP. Si roban en el domicilio del representante del Presidente de la República en nuestra región, que se supone cuenta con custodia policial y a este grupo se suma lo ocurrido a dos hombres de prensa locales, mañana puede ser cualquiera de nosotros, fuera o en nuestras propias casas. Urge por tanto poner en práctica las acciones disuasivas más enérgicas. Urge definir el Plan de Contingencia que sea cumplido por la suma de todas las autoridades involucradas y compartirlas creativamente con la población. No hacerlo con prontitud significará que estamos dando licencia para robar, hasta para matar y aquellos que actúan al margen de la ley se sentirán fortalecidos y hasta osados, capaces de cualquier barbaridad.

Los hombres y mujeres de a pie deben exigir que las autoridades abandonen momentáneamente sus privilegiadas y acondicionadas oficinas para cumplir con un principio fundamental que fija nuestra Carta Magna y que es el propósito de sus cargos: el derecho a la vida, a la tranquilidad y a la seguridad ciudadana. No se pide más, sino lo que ya está escrito en la ley y que exige estricto cumplimiento.

¡Agua, Señor Presidente!

  • PDF

¡Agua, Señor Presidente!

Hoy llega a Ica el Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso. Siempre será bienvenido todo mandatario cuando nos traiga buenas nuevas para esta tierra y su población. Saludamos la inauguración de los centros hospitalarios y las acciones propias de un Jefe de Estado; sin embargo no habrá mejor noticia, que la de dar atención al reclamo histórico de tener agua adicional y suficiente -trasvasado desde la serranía- para estos sedientos valles, para que el verde progreso se cimente y que las poblaciones no tengan que sufrir por la ausencia o racionalidad extrema del líquido elemento en sus hogares, trabajos o escuelas.

El reclamo por el agua data de hace más de medio siglo. La necesidad de contar con más agua es por estos tiempos más aguda, perentoria e impostergable. La especial coyuntura de bonanza nacional permite pensar, ahora sí con racionalidad y optimismo, que el trasvase del agua alto andina hacia la Costa será posible ahora más que nunca. La excusa de todos los gobiernos anteriores fue que “no tenían presupuesto para financiar los proyectos hídricos” y ese fue el permanente justificatorio, el cierra puertas del Ministerio de Economía y Finanzas a todos nuestros reclamos. Ahora no es así, se cuenta con partidas presupuestales para financiar obras de envergadura como el mencionado trasvase. Dinero existe en caja para convertir en realidad los principales proyectos, sólo se requiere tomar la decisión política para exigir que se atiendan estos reclamos históricos bien justificados. Por lo pronto, ejecutar casi media docena de proyectos hídricos costará un poco menos de 250 millones de soles y sacar esta cantidad de las arcas estatales no llevará a la bancarrota al MEF ni ocasionará alguna crisis gubernamental. La costa norte y sur del Perú ya cuentan con obras hidráulicas de importancia que proveen el agua suficiente para sus campos y las poblaciones, ¿Y para ICA cuando?

Si hoy, el Presidente anuncia el compromiso de hacer realidad lo que los iqueños esperamos por décadas, será un momento de fiesta y alegría sin igual. Si el Presidente toma de soslayo esta aspiración popular, será una visita más, insípida y espacio para propuestas frontales en la exigencia de traer más agua para Ica, de una vez y para siempre. Por tanto, cada gobernante escoge con sus acciones, cómo será considerado por la historia.

Premian a iqueño honorable

  • PDF

En estos tiempos de apremios, de inseguridades, de amenazantes fenómenos climatológicos que sólo nos traen sinsabores, aparece una grata noticia que refresca el panorama y es que el reconocido iqueño, Dr. Eduardo Gotuzzo Herencia, acaba de recibir el Premio Internacional “Carlos Slim en Salud 2013” por sus investigaciones profesionales para el combate de la Tuberculosis en el Perú, América Latina y el Caribe.

Actualmente, cuando no encontramos referentes de hombres o mujeres comprometidos con la investigación médica en los temas de mejoramiento de la salud de poblaciones desprotegidas, se le reconoce y premia con el Galardón “Trayectoria en Investigación” por una organización mexicana sin fines de lucro, premio que llena de orgullo a los iqueños porque las generaciones presentes y futuras tienen un ejemplo bueno por seguir.

El Dr. Eduardo Gotuzzo, es el cuarto de cinco hermanos, hombre de aguda inteligencia que efectuó sus primeros estudios en el Colegio "San Vicente de Paul" y luego su formación profesional en la Universidad "Cayetano Heredia" de Lima. Sus estudios investigatorios sobre la Bruselosis, le valió ganar un premio del Laboratorio Roussell (1977) cuando todavía era alumno del 4to. año de Medicina Humana. Este iqueño tiene muchos logros personales y colectivos en el campo de la Medicina especialmente sobre la Fiebre Tifoidea y otras más, pero las investigaciones efectuadas sobre la Tuberculosis son las que han destacado sobremanera, las mismas que han servido para contener el avance de esta peligrosa enfermedad en gran parte de nuestro país.

El Dr. Gotuzzo Herencia es miembro de una veintena de Sociedades Científicas de América y ha recibido varios reconocimientos internacionales y nacionales, pero su fortaleza se encuentra en el Instituto de Enfermedades Infecciosas y Tropicales, que él mismo fundara y en la docencia desde su Alma Mater, la Universidad "Cayetano Heredia", desde donde sigue formando excelentes médicos en base a su ejemplo, personalidad y calidad humana. Eduardo Gotuzzo Herencia es sin duda, el personaje honorable de nuestro tiempo.

La ausencia de planes

  • PDF

Por estos días existe un clamor generalizado entre la población de país frente a la creciente violencia e inseguridad ciudadana, marcada por asesinatos que han conmocionado hasta a los más indiferentes. Y frente a este estado de cosas, la ciudadanía exige que se elabore y se ponga en funcionamiento planes de contingencia frente a este irreductible fenómeno social. Los que vivimos en la Región Ica igualmente nos sumamos a esta demanda, a este reclamo que nos induce a vivir a salto de mata, temerosos y preocupados que los protagonistas pasivos de los homicidios, violaciones, secuestros y robos no sea algún miembro de nuestras familias o nosotros mismos.

Las autoridades de hace varios gobiernos -sean nacionales o locales- no logran descifrar el significado de los términos “plan” y “contingencia”. Hasta ahora, que se tenga conocimiento, ninguna dependencia estatal, ministerio o gobierno regional ha podido elaborar algún plan serio, responsable y respetado sobre algún tema que involucre a las mayorías. No sólo se necesita un plan para los temas de seguridad ciudadana, sino también un plan de contingencia para las posibles inundaciones, los terremotos, las emergencias sanitarias, entre otros peligros más.

Sabido es que se llama “Plan” a un programa o procedimiento para conseguir un determinado objetivo, para lo cual deberán establecerse metas y tiempos de ejecución. Y “contingencia” se refiere a la posibilidad que una cosa pueda o no suceder (en otras palabras se refiere a los riesgos). Si juntamos ambos conceptos para formar una sola idea podemos decir que un Plan es el procedimiento que tenemos que seguir para enfrentar la “posibilidad” que ocurra en Ica, por ejemplo, una inundación, un terremoto o que seamos afectados por un asalto que ponga en peligro nuestras vidas. No tenemos aún este “plan” para tales circunstancias (a excepción de los terremotos).

Crear un plan de contingencia no es difícil. Lo complicado y lo enrevesado es que se pongan de acuerdo las distintas autoridades involucradas en los temas. Planificar nuestras vidas es parte de nuestra existencia, así para establecer alguna empresa debemos tener primero un plan de negocios; para desarrollar una ciudad debemos contar con un Plan Director o un Plan Urbanístico; para quienes cesan o se jubilan deben contar con un Plan de Pensiones; si se trata del futuro educativo de nuestros hijos debemos poseer una Plan de Estudios, y así para todo debe contarse con un plan determinado. Pero lo que falta en verdad y no lo quieren reconocer los políticos actuales es que no contamos con los líderes necesarios y confiables para desarrollar estos planes, cualquiera que sean. En estas circunstancias de orfandad lo mínimo que debemos exigir a las autoridades es que cumplan como mínimo, los deberes y obligaciones que las leyes establecen.

Los kioskos escolares

  • PDF

Cada familia que tenga hijos en edad escolar ultiman hasta los mínimos detalles para que sus engreídos asistan listos y preparados el lunes 4 de Marzo para el inicio del año escolar 2013. Tal vez uno de los temas más descuidados que pueden afectar a los estudiantes, sean los kioscos en los centros educativos. Estos establecimientos que ganan una licitación para ejercer sus actividades dentro de los planteles son chequeados en teoría por la Dirección de la escuela y no por los Padres de Familia, de allí que muchos de estos puestos de comidas y refrescos no expendan refrigerios adecuados para los educandos.

En más de uno de estos kioscos de comidas venden demasiada comida chatarra y no comida nutritiva para los escolares, quienes destinan las propinas para adquirir las “famosas bolsitas de snacks” hechos con aceites, grasas hidrogenadas, colorantes y saborizantes artificiales. Los sandwiches hechos con demasiadas grasas, aceites, mayonesas y otras “salsas” que no son controlados por las unidades especializadas de la Dirección Regional de Salud, y se suma a ello, las gaseosas, refrescos caseros o chichas multicolores con azúcar y coloranted desconocidos. Debe también ser prioritario para los directores de los centros educativos los chequeos pormenorizados, la vigilancia a la venta de comestibles adecuados y autorizados.

Urge que la Dirección Regional de Educación imparta las directivas de control permanente, hacer conocer el listado de mercancías que venderán para que las Apafas evalúen y efectuar inspecciones inopinadas cuando sea necesario. Nuestros hijos no deben estar expuestos a comprar dulces y galletas de procedencia desconocida que no reúnan estándares de calidad y resulten peligrosos para su salud. Igualmente se deberá sensibilizar permanentemente a los estudiantes para que aprendan a comer frutas regionales de estación que además de ser beneficiosas son baratas. Falta mucho por desarrollar positivamente en este tema dentro de las escuelas. Urge por tanto, una política seria y responsable del mejor comer, dentro de los colegios.

Tradicionales carros alegóricos

  • PDF

En todas las ediciones de la Tradicional Fiesta de la Vendimia Iqueña el componente colorido, festivo y de despedida siempre ha sido el Corso de los Carros Alegóricos, lamentablemente hace bastante tiempo este cierre de la celebración se deslució por la mixtura publicitaria, extraña y ajena a nuestras costumbres. Fue un reclamo permanente de los ciudadanos para que el fin de fiesta terminara representando cada una de las manifestaciones del proceso de la recolección de las uvas, como una forma de preservar nuestros orígenes y nuestra identidad con las costumbres arraigadas. Nunca se atendieron estos reclamos.

La edición 48º de este Festival de la Uva parece que será diferente. Se volverá a los orígenes, recreando artísticamente nuestra esencia que partió del campo, del cultivo de los viñedos, la vendimia de sus frutos y a partir de estos la elaboración de las bebidas que nos han identificado por siglos: el pisco, el vino y la cachina. Saludamos esta decisión del Comité Ejecutivo del FIVI 2013 que está contenida en las Bases del Concurso de Carros Alegóricos que incluso exige que no participarán “los carros alegóricos con motivos alusivos a culturas ajenas a nuestra región y a nuestro país” descartando por supuesto toda posibilidad de mensajes y propaganda política partidaria así como de uso comercial. Todo eso está muy bien y merece ser bien recibido y compartido por la ciudadanía.

Siempre debemos tener presente que esta es una fiesta de todos, sin abuso de las oportunidades para sacar provecho de ningún tipo. Cuando las tradiciones se mantienen inmaculadas, la memoria del pueblo que generacionalmente las toma como posta las sabrá mantener y transmitir de la misma manera a su descendencia. Rescatar del olvido las estampas del campo y expresarlas en el desplazamiento de los carros alegóricos y sus reinas será parte de esa felicidad que debería unirnos permanente a los iqueños y a los que han hecho de Ica su hogar con dignidad. Deseamos sinceramente que esta Fiesta de la Uva sea distinta, sea transparente, sea nuestra. Lo merecemos.

La basura que se quema

  • PDF

Desde tiempos inmemoriales se tiene la mala costumbre de quemar lo que no sirve, principalmente la basura o restos que ocupan espacios necesarios para otros fines. Meter fuego a los despojos no está bien y afecta terriblemente la salud provocando enfermedades respiratorias y dérmicas, pero muchos no entienden el peligro que representa desaparecer mediante las llamas restos vegetales, papeles, plásticos, materiales sintéticos, telas, restos de comida, metales y otros que al ser modificados molecularmente mediante el calor, sus partículas negativas se adhieren a nuestra ropa, piel, utensilios y alimentos y nos provoca trastornos e incomodidades, contribuyendo también al daño, el viento que las dispersa.

Quemar la basura es la respuesta más fácil y directa de la población a la escasa cobertura municipal de los servicios de recojo de los desechos ciudadanos. La época de verano con temperaturas sumamente elevadas, como ahora, descompone rápidamente los restos orgánicos echados a los recipientes o bolsas de basura doméstica, por lo que a las pocas horas emanan fétidos olores, obligando a que se deje en la vía pública estos paquetes esperando a la intemperie a que lleguen los camiones recolectores. Y cuando no se cumple con este servicio por “x” o “n” razones, entonces los tricicleros recolectores de basura, previo pago, retiran estas impurezas de nuestro entorno para echarlas en un improvisado botadero cuadras más arriba -o más abajo- multiplicando los problemas de contaminación, donde los perros, moscas, mosquitos y otros insectos se suman al ejército insalubre que amenaza diariamente a personas de todas las edades, sin que las autoridades ediles, sanitarias y medioambientales hagan algo para evitar este peligro.

Falta emprender campañas de difusión que recuerden puntualmente las obligaciones ciudadanas, falta conversar y convencer a los grupos de personas que efectúan estas prácticas incendiarias, pero antes que todo falta que las autoridades cumplan con sus obligaciones y responsabilidades. Falta identidad con la ciudad que nos acoge y solidaridad ciudadana para ser mejores.

Durante 15 años hemos temido otra inundación

  • PDF

Los iqueños, a través del tiempo hemos sido marcados por los fenómenos de la naturaleza. Han sido los terremotos y las inundaciones el repetir de nuestras desgracias colectivas y a pesar de todas las traumáticas experiencias vividas todavía no aprendemos, estamos tratando de arreglar a última hora nuestra desorganización.

La inundación de hace 15 años (29 de Enero de 1998) cuyo trágico aniversario felizmente no celebramos, nos infligió pérdidas materiales por más de 3 mil millones de soles; más de 20 mil 500 viviendas destruidas además de cifras similares de viviendas afectadas y semi afectadas. Sin embargo, en 15 años no hemos reforzado -como debe ser legal- el cauce del río en su tramo de ciudad. Tampoco se han hecho obras significativas para evitar las inminentes catástrofes que ocurre cuando nuestro débil y desprotegido río tenga que soportar el rebose de las caudalosas aguas que se almacenan -como ahora- en las lagunas andinas de Huancavelica. La limpieza de los cauces, la reprofundización del lecho de ríos y acequias siempre se hacen o se intentan hacer a la hora crucial. No existe preocupación por concientizar permanentemente a la ciudadanía (con aplicación de penalidades de por medio) de la prohibición por arrojar basura en estos lugares.

Cuando las condiciones apuntan a sospechar con firmeza que las desgracias están por llegar, las autoridades locales y regionales acuden a las reuniones de coordinación para recién revisar los planes de mitigación de desastres. Mientras, muy poco se ha hecho por reforzar las defensas ribereñas, recién entonces se colocan los chalecos rojos y se brinda declaraciones, cuando las reuniones y planes deberían de trabajarse por lo menos con un año de anticipación. Por ello, mientras el Río Ica continúe pasando por la parte más alta de la ciudad, mientras no transformemos radical y fuertemente sus estructuras y su lecho tomemos las provisiones necesarias para no ser damnificados de alguna nueva inundación y también seguiremos soportando los efectos de estos desastres. Hay que decirlo en voz alta y sin temores: somos sobrevivientes de nuestra perturbadora improvisación.