La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Editorial

Tradicionales carros alegóricos

  • PDF

En todas las ediciones de la Tradicional Fiesta de la Vendimia Iqueña el componente colorido, festivo y de despedida siempre ha sido el Corso de los Carros Alegóricos, lamentablemente hace bastante tiempo este cierre de la celebración se deslució por la mixtura publicitaria, extraña y ajena a nuestras costumbres. Fue un reclamo permanente de los ciudadanos para que el fin de fiesta terminara representando cada una de las manifestaciones del proceso de la recolección de las uvas, como una forma de preservar nuestros orígenes y nuestra identidad con las costumbres arraigadas. Nunca se atendieron estos reclamos.

La edición 48º de este Festival de la Uva parece que será diferente. Se volverá a los orígenes, recreando artísticamente nuestra esencia que partió del campo, del cultivo de los viñedos, la vendimia de sus frutos y a partir de estos la elaboración de las bebidas que nos han identificado por siglos: el pisco, el vino y la cachina. Saludamos esta decisión del Comité Ejecutivo del FIVI 2013 que está contenida en las Bases del Concurso de Carros Alegóricos que incluso exige que no participarán “los carros alegóricos con motivos alusivos a culturas ajenas a nuestra región y a nuestro país” descartando por supuesto toda posibilidad de mensajes y propaganda política partidaria así como de uso comercial. Todo eso está muy bien y merece ser bien recibido y compartido por la ciudadanía.

Siempre debemos tener presente que esta es una fiesta de todos, sin abuso de las oportunidades para sacar provecho de ningún tipo. Cuando las tradiciones se mantienen inmaculadas, la memoria del pueblo que generacionalmente las toma como posta las sabrá mantener y transmitir de la misma manera a su descendencia. Rescatar del olvido las estampas del campo y expresarlas en el desplazamiento de los carros alegóricos y sus reinas será parte de esa felicidad que debería unirnos permanente a los iqueños y a los que han hecho de Ica su hogar con dignidad. Deseamos sinceramente que esta Fiesta de la Uva sea distinta, sea transparente, sea nuestra. Lo merecemos.