La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Editorial

¿Paseo de Aguas en Ica?

  • PDF

Hace pocos días el Alcalde provincial ha anunciado entre trémulo y emocionado que Ica tendrá su Parque Recreacional con su "Circuito de Aguas" en copia minimalista al llamado "Circuito Mágico del Agua" que hace cuatro años inaugurara el ex Alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio en el Parque de la Reserva de Lima, en un espacio cerrado de 53 hectáreas.

Que Ica tenga atractivos y obras significativas no quiere decir que colisione frontalmente contra la realidad. Para tener un "Circuito de Aguas" lo primero que debemos tener en abundancia es agua y como todos sabemos la provincia está sufriendo un agudo estrés hídrico, fundamentalmente por el uso desmedido y abusivo de las aguas subterráneas para sostener los inmensos campos de cultivos de las agroexportadoras. Sabemos que el líquido elemento es lo que más falta en nuestras casas, a muchos sectores les llega agua por horas y a veces ni eso. Existen enormes reservorios elevados, construidos y a medio construir que lo que extraen es arena y arenilla pero no agua; que cada vez hay que cavar más profundo para encontrar una vena de agua que sacie nuestra sed. Más de la mitad de los pozos municipales mantienen deficiencias y falta de mantenimiento y se pretende que corra agua a raudales para tener un espectáculo visual y colorido que emocione solo al alcalde, regidores y a sus asesores, mientras que niños, madres y ancianos sufren por la carestía del agua potable todos los días. En qué país de las maravillas creen que estamos viviendo estas autoridades desconectadas de la realidad.

A Castañeda Lossio su "Circuito Mágico del Agua" le costó 15 millones de dólares e hizo un conjunto de 13 fuentes ornamentales que logró inscribir como un Record Guinness, pero esta obra se encuentra ahora en revisión por el nuevo gobierno municipal. Además, Castañeda contó con algo que a nosotros nos falta clamorosamente: dinero y agua. Gastar 15 millones para la Municipalidad de Lima Metropolitana no es un gasto enorme por los ingresos económicos con que cuenta y agua tiene por los proyectos de la Atarjea. Tener el represamiento y purificación del agua superficial que traen el Río Rímac es un reservorio gigantesco para administrar el agua y usarlo racionalmente durante el año -y por añadidura- en estos proyectos. Ica se provee únicamente del agua del subsuelo y hacer un gasto adicional para divertimentos visuales no es justificable. Pareciera que nuestro alcalde no visita los Asentamientos Humanos y barrios populares que padecen de sed permanente y ahora se aboca en proyectos jalados de los cabellos. Prudencia, juicio y racionalidad en el gasto público es el reclamo ciudadano.