La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Dímelo en Cristiano

¡El principio…de autoridad!

  • PDF

¿Lo estaremos entendiendo realmente? Nuestro grado de evolución como sociedad nos impone reglas, parámetros, en casa, en el trabajo, en la sociedad. No podemos tener relaciones paralelas sentimentalmente, no podemos hacer lo que nos viene en gana en el trabajo, en la escuela, en la calle… hemos superado el estado de animalidad por el de raciocinio.

¿DEGENERACIÓN… en generación?

  • PDF

PARTE 2

Jacinto (1908), mi padre comentaba con Olimpia (1888) su madre, que con primaria bastaba para tener una educación promedio y encontrar oficio, esto daba cuenta que en la sierra norteña y en casi todo el interior del país sólo había escuelas primarias y lo usual o lo máximo era estudiar hasta 2do. ó 3ro. de Secundaria en la Capital. Con secundaria completa en Colegios Nacionales hacías los últimos años con validez de carrera comercial o técnica. La abuela fue analfabeta, y tremendo personaje... con mucho criterio político, peinaba sus envejecidas trenzas mientras le leía sus cartas en los años 60. La educación de mi madre costó muchas vacas a los abuelos maternos, la trajeron a Lima a los 14 años desde la sierra en un mes interminable de viaje para dejarla con parientes y hacer la SECUNDARIA, ingresó a la Universidad con un riguroso examen oral. Graduada con honores, en el 2000 recibió un reconocimiento por sus 50 años de profesionalización… ¡trabajando en su Farmacia!

¿DEGENERACIÓN… en generación?

  • PDF

PARTE 1
Cuando tenemos muchas cosas que contar también tenemos muchos años a cuestas.

Cursé la primaria cuando el Causachum Revolución marcó el destino del país. El miedo, los tanques, ¿el mercado negro?, hablar bajo como si el mundo te persiguiera se volvió el crudo despertar de los niños de fines de los 60.

De función… ario público a SERVIDOR PÚBLICO Urgente… diagnóstico por favor

  • PDF

Si de gerencia hablamos, primero lo primero, qué tal gerente ES, FUE Y SERÁ el Estado para administrar el país, para hacer crecer las inversiones que generen dividendos al Perú, que sintamos en el presupuesto la tan bulliciosa bonanza que se escucha pero no se siente. Los sueldos en los diferentes sectores no son similares, ¿Cuál es el sustento de la diferencia? ¿Qué convierte en inversionista al Estado para generar recursos, sino con qué paga sueldos y aumenta los mismos? ¿Con más impuestos?

¡Señor de Luren…dános tu bendición!

  • PDF

Hay emociones que difícilmente podemos describir con palabras. Conocer, vivir de cerca y compartir la devoción del pueblo iqueño por el Señor de Luren, es una experiencia inolvidable en la vida, cuando conmovidos por esa intensa cadena de fe que representa la devoción de un pueblo nos aunamos en el cálido homenaje.