La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Hasta siempre amigo Pedro Casas

  • PDF

A las tres de la mañana de ayer, 14 de Junio, mes de Ica, las hojas de la agenda viva del amigo y apreciado profesor Pedro Casas Sulca, que siempre se mantuvo activa y abierta, llenas de amor y entrega al servicio y defensa de las causas nobles, en especial del maestro peruano, se cerraron para siempre.

A partir de hoy el alma siempre buena y aquiescente de Pedro, empieza a morar enlazado a los hilos de su vieja utopía, su largo trajín de reconocido sindicalista y luchador social, cual viejo león que siempre rugieron, como maestro de aula y miembro directivo de los colegios "San Luis Gonzaga" y "Nuestra Señora de las Mercedes" de Ica, respectivamente, en cuyas aulas cumplió una positiva labor pedagógica.

Posteriormente, en su condición de cesante del servicio oficial, fue un activo dirigente del ANCIJE y el Colegio de Profesores del Perú.

En los años de fragor y las heroicas horas de luchas sindicales del magisterio nacional, Pedro Casas, conjuntamente con otros luchadores y honorables dirigentes sindicales del entonces glorioso SUTEP, fue apresado y purgó con ejemplar valentía una arbitraria carcelería en "El Sepa", dispuesta por la nefasta dictadura imperante en los años setenta.

Con este singular maestro, sencillo y cristalino como las aguas del buen manantial, tuve a bien compartir inolvidables y fraternales horas de innumerables tertulias, enlazadas muchas de ellas al calor familiar. Con ese aroma imperecedero de nuestra vieja amistad, y las gotas incontenibles que empiezan hoy a humedecer mis mejillas, en esta hora de su despedida, como una pajita echada al viento anchuroso que escolta su viaje sin retorno, aquí van las letras de las dos primeras estrofas de la conocida canción de los Chalchaleros, que tantas veces le escuché cantar a Pedro: “A los bosques yo me interno/ a consolarme llorando/y los bosques me contestan/ lo que has hecho estás pagando.

En la distancia no te olvido/ en la distancia te quiero más/ perdonaría toda la ofensa/pero olvidarte Jamás”.

¡Hasta siempre amigo Pedro!
(*) http://www.confidenciasenaltavoz.blogspot.com