La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

El pueblo demanda real moralización

  • PDF

Como si hubiesen ensalzado el dicho popular: ¡Por fin parió Paula!, en el Pleno del Congreso de la República , entre notorias abstenciones y ausencias, luego de casi un año de lento accionar, por fin, el jueves último se logró la aprobación del Informe de la Comisión de Fiscalización que preside el congresista Rogelio Sánchez, sobre el mal manejo económico de los fondos destinados para la reconstrucción de las zonas devastadas por el terremoto del 2007, que asoló dramáticamente las provincias, Chincha, Pisco e Ica de la región Ica,entre otros.

Lo curioso e hilarante, es que en dicho pleno congresal, pese a existir variados documentos e indicios que implican la responsabilidad de los ex ministros de Economía y Vivienda, Luis Carranza y Hernán Garrido Lecca, respectivamente, inesperadamente en plena sustentación optó por omitir sus nombres(¿?).

Es más, al parecer esta comisión no ha tomado en cuenta el voluminoso informe de la Comisión que les antecedió, bajo la presidencia del ex parlamentario José Vega Antonio, en los que se da cuenta de innumerables y variados indicios y hallazgos de malos manejos de S/1,123 millones de nuevos soles, que en su oportunidad fue anunciado por el propio ex Presidente García.

En torno a la corrupción que campeó en esos años dramáticos, hay tanto que señalar y condenar. Disculpen la crudeza de estas palabras, pero lo cierto es que, una turbulencia de aves de rapiña y bandas organizadas de saqueadores de todo pelaje arredraron en esos años de tanto dolor para el pueblo damnificado.

En esa especie de pandemia delictiva, en la que convirtieron, especialmente al pueblo pisqueño, duele en el alma y será muy difícil olvidar hechos ocurridos como el caso del Sistema Integral de Salud (SIS)protagonizado por un funcionario de apellido Espinoza, quien de los 14 millones de nuevos soles que solicitó a la caja fiscal para la adquisición de raciones de alimentos destinados para los damnificados del terremoto del 15 de Agosto del 2007 de Pisco, a escasas horas de producido, sin importarle un ápice el dolor reinante, en menos de lo que canta un gallo se embolsicó dos millones y 228 mil nuevos soles, como producto de la sobrevaloración de la irregular adquisición de 219 mil 882 raciones que fueron transportados en barco desde el Callao a Pisco entre los días 18 de Agosto al 11 de Setiembre, de cuya cantidad, recepción y distribución, tampoco hay evidencias.

Son innumerables los hechos y casos que ocurrieron, igual que el llanto derramado por el pueblo damnificado. Ojalá que las investigaciones que serán transferidas al Ministerio Público, surtan el real efecto, confiamos que ello sucederá por el bien de la salud moral del país.

(*) http://www.confidenciasenaltavoz.blogspot.com