La Voz de Ica

19.Aug.2018

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

¿Es Ica es una región minera?

  • PDF

Si ésta fuese una pregunta de encuesta dirigida a la población iqueña, la respuesta mayoritaria sería un rotundo NO, porque desde siempre nos hemos considerado como pueblo de agricultores. A la vez, percibimos que el único polo minero de nuestra Región sería Marcona. Pero eso no es totalmente cierto a la fecha. El conjunto de las cinco provincias que componen nuestra región esconden un enorme potencial minero que se va descubriendo y lentamente se pondrá en ejecución en los próximos cinco años.

Marcona produce hierro desde los años ’50 del siglo pasado, habiendo pasado por 3 administraciones distintas: los norteamericanos por espacio de 22 años (1953-1975); nacionalizada y dirigida por peruanos por 17 años (1975-1992) y por una administración privada china desde hace 21 años y continúa (1992-2013). Pero Marcona tiene mucho más. La actual administración china de la Shougang ha programado invertir 1,200 millones de dólares en la ampliación de su mina; muy cerca de ese polo minero Marcobre S.A.C. conocido también como “Mina Justa” nacido de la alianza de capitales peruano-coreano-japonés, cuyo principal activo a explotar será el cobre y su inversión ascenderá a 744 millones de dólares.

En Pisco, en los próximos 3 años, la minera china Jintong Mining (Perú) S.A.C. conocida también como “Llama TY01” será el centro de extracción del valorizado oro, yacimiento que se ubica en la localidad de Huáncano-Humay. El monto de la inversión no se ha dado a conocer.

En Chincha la polimetálica "Cerro Lindo" ubicada en la serranía de Chavín, perteneciente a la Compañía Minera Milpo S.A.C., extrae cobre, plata y zinc, siendo la única mina del Perú que se autoprovee de agua de mar para sus operaciones, la misma que desaliniza y comparte con las comunidades adyacentes.

En Ica, en el mar de Ocucaje, se ha descubierto recientemente yacimientos de petróleo en cantidades y calidad que solamente las prospecciones determinarán, pero desde ya es un acontecimiento inusitado que traerá cambios y también ingresos, pero nunca debemos olvidar la traumática experiencia de los pueblos de la costa norte de nuestro país que vivieron por corto tiempo en opulencia por el oro negro, donde el desarrollo ni el progreso fueron sus banderas.

Mucho potencial en estos campos falta aún por desarrollar, así el próximo año debe empezar el funcionamiento de la planta de fraccionamiento del gas licuado en Pisco y en fecha indeterminada el proyecto petroquímico de Marcona; sin contar con los cientos de mineros artesanales esparcidos por las cabeceras de sierra de toda la región. Podemos decir, que Ica tiene un enorme potencial minero al que habrá que integrar debidamente para que favorezca también al desarrollo de sus pueblos, con respeto a las normas ambientales, recordando siempre que todos estos bienes que provienen de las entrañas de la madre tierra y el mar son extinguibles en el tiempo y luego no volverán. Esta coyuntura que recién empieza, debe ser favorable para Ica, por encima de todas los legítimos intereses de los empresarios.