La Voz de Ica

22.Aug.2018

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

LOS DESAGÜES DE LOS DISTRITOS DESEMBOCARIAN EN CACHICHE

  • PDF

Nadie se ha dado cuenta del tremendo caos que va a ocurrir dentro de pocas semanas ya que la ciudad de Ica se convertirá en el estercolero de los distritos periféricos. Pareciera que nos hundiremos en las aguas negras propias y ajenas.

El alcalde de los Aquijes, inesperadamente ágil en los últimos días, intenta sacarse la soga revocadora del cuello aumentando nuestros problemas como ciudad. Ha manifestado que acaba de firmar un convenio con la siempre criticada EPS Emapica SA para que las aguas negras de 6,000 usuarios de ese distrito sean trasvasadas mediante un ducto que salte el cauce del rio Ica y llegue hasta la saturada, pequeña e insuficiente laguna de oxidación que existe en Cachiche, que no sabemos cómo resiste apenas nuestros efluvios; es decir aumentarán por miles los litros de pestilentes aguas servidas para salvar a un Alcalde, con tres periodos continuos a cuestas, y que estaría perdiendo la batalla.

Se sobreentiende que para hacer esta jugada, el alcalde de marras, habría recibido el apoyo de los demás burgomaestres que integran el Directorio de Emapica, por que el mencionado convenio estaría oleado y sacramentado, incluso se habría adquirido e instalado la cámara de impulsión para que estas pestilencias ajenas puedan “dar el salto de garrocha“ sobre el lecho del Río Ica y poder llegar hasta Cachiche. Pero la cosa no queda allí, el Distrito de Los Aquijes no es el único lugar de la campiña que carece de desfogue para sus desagües, sino que también otros distritos se “enchufarían” al cuestionado conducto salvador, entre ellos el distrito de Pueblo Nuevo.

Nadie está en contra del progreso de los distritos en su afán de encontrar solución a sus antiguos problemas de saneamiento, pero la salida “no es tirar la basura al vecino” porque esa modalidad no es la correcta y tampoco ética. Ica está con las justas y a punto de reventar con sus aguas servidas en Cachiche para soportar una avalancha de miasmas vecinas que agravarán nuestros problemas.

Este Convenio de Los Aquijes y Emapica SA debe anularse inmediatamente. Los Aquijes debe destinar -junto con otros distritos circundantes- una laguna propia de oxidación y no resolver sus asuntos de manera cómoda ensuciando nuestros espacios. Todas las fuerzas sociales, empezando por nuestro Alcalde Provincial, deberán rechazar esta pretensión a una sola voz y de manera inmediata.

No hacerlo las protestas vendrán a ajustar cuentas con los irresponsables, con aquellos autoridades que no son transparentes en sus actos.