La Voz de Ica

21.Feb.2018

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Justicia de Paz e Interculturalidad

  • PDF

Por : Francisco Távara Córdova (*)

La Academia de la Magistratura es la institución que por mandato constitucional tiene como finalidad fijar las políticas para la formación y capacitación de jueces y fiscales para los efectos de su selección, ascenso y permanencia en la carrera.

Sin embargo, las características  multiculturales del país, han merecido que el sistema judicial involucre un tipo de órgano jurisdiccional presente en diversos países, la Justicia de Paz, órganos judiciales unipersonales en el ámbito local, que se ubican mayormente en zonas rurales y periurbanas del país, y son ejercidos por "jueces no profesionales", que por lo general buscan resolver conflictos sometidos a su competencia mediante la conciliación, según las reglas de equidad y conforme a las costumbres particulares de la comunidad.

La justicia de paz, base de la pirámide judicial, es uno de los sectores más importantes del Poder Judicial, que contribuye a superar algunas de las barreras de acceso a la justicia al encontrarse más cerca del ciudadano; el Juez de Paz resuelve de acuerdo al "Derecho Propio" de la comunidad y habla el mismo idioma de los usuarios. Buscando la paz social en los lugares más recónditos donde se desempeñan.

El Juez de Paz reside en el mismo poblado o comunidad donde presta sus servicios, habla y desarrolla los procesos en el idioma o dialecto más utilizado en dicha zona. Los juzgados de paz tienen competencia sobre temas de menor cuantía o de menor gravedad y no se subdividen en especialidades.

En el Perú existen 5,715 Jueces de Paz que resuelven el 40% de la demanda de administración de justicia. Por ello, la Academia de la Magistratura pretende en el año 2012 atender las necesidades de capacitación de los Jueces de Paz, democráticamente elegidos, fortaleciendo el trabajo de los órganos jurisdiccionales locales que respondan las aspiraciones de la población.

En ese sentido, la AMAG brindará capacitación especializada en temas de aplicación práctica, ética e interculturalidad, basada en una política de identidad nacional, valores y buscando el desarrollo armónico en beneficio del país.

Mediante la metodología interactiva, el docente a cargo dictará su clase  y con el apoyo de un facilitador estimulará la participación del Juez de Paz a fin de optimizar su aprendizaje y familiarizarse con el funcionamiento de los  conceptos y mecanismos que se explique en clases, proponiendo soluciones posibles a la problemática planteada.

Como se sabe, la Academia de la Magistratura desarrolla un sistema integral y continuo de capacitación, actualización, perfeccionamiento, certificación y acreditación de los magistrados del Poder Judicial y del Ministerio Público en todas sus instancias, propiciando su formación ética y jurídica, su conciencia creadora y la permanente reflexión sobre el rol que les compete asumir al servicio de la administración de justicia en el proceso de desarrollo del país, que ahora alcanza también a los Jueces de Paz.

(*) Juez Supremo y Presidente del Consejo

Directivo de la Academia de la Magistratura