La Voz de Ica

20.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Asamblea otorga poderes absolutos a rector Encinas

  • PDF
Restos de la madre y su hijo son velados con presencia de familiares y amigos
Restos de la madre y su hijo son velados con presencia de familiares y amigos

Ica (Daniel Bravo Dextre).- Un total de 29 delegados de los 36 que conforman la Asamblea Estatutaria de la Universidad Nacional "San Luis Gonzaga" aprobó ayer el nuevo Estatuto Universitario que calza con la horma del rector Alejandro Encinas Fernández.

El estatuto que fue aprobado a las 10:47 de la mañana con el voto unánime de los asambleístas asistentes deja sentado el principio que las leyes no son retroactivas, cuyo argumento fue esgrimido por Encinas cuando este Diario Regional le preguntó sobre la advertencia que había lanzando la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria - SUNEDU.

En esa ocasión el Rector Encinas manifestó que la SUNEDU no tiene facultad para interpretar las leyes, dado que éstas no tenían carácter de retroactividad y que por lo tanto la autoridades de la UNICA continuarían hasta culminar su mandato de cinco años.

Lo resuelto por la Asamblea Universitaria no debe sorprendernos, dado que sus 36 integrantes pertenecen al Movimiento Nueva Universidad (docentes) y a Juventud Universitaria (estudiantes) que maneja Encinas, quien no tiene intenciones de dejar el cargo el próximo 31 de Diciembre, conforme la exhortación hecha por la SUNEDU y el propio Daniel Mora (PP), reelecto Presidente de la Comisión de Educación del Congreso.

La ceremonia pública de presentación del nuevo Estatuto será el próximo miércoles 19 a las 10:00 de la mañana, cuyo acto estará a cargo del Presidente de la Asamblea, Dr. Percy Palomino Jurado.

El cuanto al cese de docentes por límite de edad (70 años), el Estatuto deja establecido que esa limitación recién le alcanzaría a los nuevos catedráticos, y por lo tanto los actuales continuarían en funciones hasta que la UNICA requiera sus servicios.

Al entrar en funciones, la Asamblea Universitaria deberá elegir al Comité Electoral para que proceda a la elección de las nuevas autoridades universitarias, las mismas que recién asumirían sus cargos cuando cesen el rector, vicerrectores y decanos.

De manera que Alejandro Encinas al interior de la UNICA no tendrá un organismo opositor que lo obligue a dejar el cargo el próximo 31 de Diciembre, debido a que el Estatuto no recoge la "interpretación auténtica" que ha hecho SUNEDU sobre la aplicación de la nueva Ley Universitaria, en el sentido que las actuales autoridades universitarias deberían irse el último día de este año.

Lamentablemente, en el comunicado de la SUNEDU no se observa una advertencia tajante y determinante, sino una exhortación para que las autoridades cumplan la ley y no sean pasibles de sanciones.

Para que SUNEDU intervenga las universidades "rebeldes", la mayoría emblemáticas que no pasan de diez, tendría que tener autorización del Congreso que actualmente está en manos de la oposición.

Los fujimoristas y apristas que apoyaron a Luis Iberico, en la vida van a secundar las decisiones políticas del nacionalismo y de una minoría toledista; más aún cuando faltan pocos meses para las Elecciones Generales.

Lo único que podría cambiar la historia de la UNICA es que exista una rebeldía masiva de estudiantes, docentes y trabajadores que demanden al unísono la caída de Encinas, lo cual es difícil que se dé porque la oposición ha quedado reducida a su mínima expresión.

Entonces, la SUNEDU para no quedar malparada tendría que limitarse a bloquear las solicitudes de acreditación de Facultades y de certificación de títulos y grados, además de denunciar a las autoridades universitarias ante el Poder Judicial.

El Ejecutivo, por lo pronto, ya empezó con el "bloqueo económico" de la UNICA al no girarle dinero para sus gastos corrientes. Sin duda esperarán que Encinas llegue a Palacio de Gobierno y de rodillas pida que el MEF le abra el caño para honrar sus compromisos económicos. (Daniel Bravo Dextre)