La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Puntos de vista

  • PDF

Sin... Pretensión!!! Por Marina Guzmán

Considerando el trajinar diario, todo en la vida es un aprendizaje, el personal, el colectivo y viene a colación el tema de las coincidencias en la vida de las personas.

 

Ayer tuve la oportunidad de sorprenderme con ello. La gestión cultural me permite encontrar "Personajes" en mis andanzas. Haciendo las indagaciones previas para poder traer al Perú la Muestra El Brillo de las Momias (Tema del artículo anterior) junto a una laboriosa aprendiz, con GANAS de hacer las cosas; interactuamos con un joven artista de la selva peruana, con una reconocida restauradora de arte, una jovial curadora, un funcionario público y yo.

 

La jornada de trabajo, nos trajo al país en su conjunto. El fenómeno del niño ad portas, el eterno... ¿Por qué no nos anticipamos a los hechos? Podríamos aprovechar las lluvias en represas. Limpiar las riberas de los ríos, que ahora sí se está haciendo… y el olvido de la selva; olvido antiguo, del tiempo del caucho y la muerte incomprensible de tantos peruanos… la depredación constante a vista de todos, la sabiduría guardada en ese espacio geográfico por siglos y el amargo sentir que nos deja la inadecuada distribución de la riqueza en el país... siendo el arte el locuaz mensajero de esas diferencias.

Así ese mestizaje intelectual daba frutos… ¡APRENDER!!!  El funcionario escuchaba la llaga del país en su reciprocidad estatal. Y aquello que dijeron que -la diferencia nos atemoriza- sonó muy real. Es así como sentí que los peruanos no hemos aprendido las lecciones que la historia tiene escritas con la sangre y el dolor de sus pueblos… de sus hombres.

Hoy que las comunicaciones son tan abiertas, que poder acceder a información nos debería acercar… los nuevos tiempos transforman esa OPORTUNIDAD en alejamiento. ¿Cómo entonces comprender el destino que le espera al hombre peruano?  Dependerá de cada uno de nosotros.

Las familias

En lo personal, la formación que impartí a los míos, fue enseñarles a sostenerse frente a los cambios y llevarlos hacia la sencillez de una vida plena, de respeto por el prójimo, de voluntad de servicio y de aprendizaje constante. Los talentos y el desarrollo de los mismos generarán la oportunidad del progreso económico… más la formación en casa los alejará de esa frontera sutil entre el mal y el bien, por generaciones… ¡Espero!!!

El éxito… estimado vocablo en la vida de las personas,  tendrá que reinterpretarse para los nuevos tiempos. La valoración personal e interpersonal nos dará ese equilibrio tan ansiado en la vertiginosa modernidad.

Y así como un huaranguito crece desafiante ante tanta incomprensión. Así el hombre pensante buscará en su vida, ¡Ser parte de la solución y no del problema!… ¡ANSÍO!!!

¡Una colaboración…sin pretensión!!!

Lima, Agosto 13 de 2015

Face: Sin pretensión (antes Dímelo en Cristiano)