La Voz de Ica

19.Aug.2018

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Se cumple un mes y no se sabe quién asesinó al médico

  • PDF
Frontis y puerta de vivienda sufrieron daños materiales

Ica.- Hoy se cumple un mes del alevoso asesinato que sufrió el médico Wilmar Bernaola Peña, pero aún la DIVINCRI y la Fiscalía Penal no dan con los autores materiales e intelectuales del condenable hecho registrado el pasado 13 de Julio en horas de la madrugada.

Por la modalidad empleada, el crimen fue perpetrado por un sicario que se desplazaba en una moto lineal. Todos sabemos que estos criminales a sueldo no actúan solos, por lo que es casi seguro que ese día el asesino contó con apoyo de otros sujetos que lo ayudaron a fugar, trasladándolo en otro vehículo, mientras que otra persona de esa organización del sicariato se ocupó de ocultar la moto.

Los familiares del galeno sintieron gran alivio en su sed de justicia, cuando el 31 de Julio la Policía al allanar un taller del caserío de Cachiche halló una moto lineal con las mismas características del pequeño vehículo que usó el sicario, cuya identidad aún no se conoce.

Los agentes ese día intervinieron a dos personas, mientras que un tercer sujeto logró darse a la fuga. Han pasado 13 días de ese operativo y oficialmente no se sabe qué resultados se han obtenido de las investigaciones, menos se conoce qué han declarado los intervenidos.

Los familiares y la opinión pública necesitan saber qué hacía esa moto oculta en el taller, la cual tenía dañada la parte derecha que es precisamente el lado por donde se cayó cuando el indeseable disparaba contra su víctima, conforme puede verse en el video que forma parte de la Carpeta Fiscal que dio inicio a las Investigaciones Preliminares.

Cuántos meses más tienen que esperar los familiares del médico nefrólogo para que el Jefe de la División de Investigación Criminal, Coronel PNP Benedicto Yañez Untiveros y el Presidente de la Junta de Fiscales Superiores, Dr. Juan Carlos  Villena Campana, les puedan revelar un avance concreto de las investigaciones para que el crimen no quede impune como muchos otros.

Es peligrosísimo para la población de esta región que la Policía se muestre impotente ante el avance del sicariato, donde por mil o dos mil dólares cualquier persona puede mandar matar a su conviviente, socio o adversario, con la convicción que "no pasará nada".

En el barrio Mollendo, La Pascana de Pisco y en Vista Alegre de Nasca la Policía ha conocido de la labor de algunos sicarios, quienes siguen "operativos" esperando ser contratados por unos cuantos soles. Pero, han habido casos que los asesinos a sueldo han sido captados desde el Callao para que no sean identificados rápidamente.

Pese a que el Ministerio Público hizo la aclaración respectiva ante los cuestionamientos que hicieron en este Diario Regional los familiares de la víctima, éstos continúan pensando que la Fiscalía Penal a cargo del caso no le da la importancia debida para su pronto esclarecimiento.

En su debida oportunidad, el Congresista Javier Velásquez Quesquén (PAP) se pronunció al respecto, enviando un documento contundente al Ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, pidiendo que se intensifiquen las investigaciones para el esclarecimiento de este vil asesinato, pero todo hace indicar que "cayó en saco roto". (Daniel Bravo Dextre)