La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

El Centro Histórico y Monumental de Ica

  • PDF

Por Oswaldo Carpio Villegas Consultor político

El Virreinato del Perú, durante el período colonial, fue el más importante de América del Sur. A fin de lograr el propósito de derrotar a los Incas, los españoles realizaron una alianza con huancas, cañaris, chancas, chachapoyas y otras naciones y etnias del Perú que habían sido dominadas por el poder imperial cusqueño. La derrota del Tahuantinsuyo fue resultado de una visión política y militar que demostró la capacidad estratégica de Francisco Pizarro.  El Imperio de los Incas fue derrotado y se produjo un cambio en la historia. Desde entonces, se crea el Perú, desaparece el Tahuantinsuyo, aparecen nuevas ciudades y protagonistas. Los descendientes de los incas, resisten durante casi cuatro décadas militar y culturalmente, pero son derrotados. La independencia se logra luego de siglos de esfuerzos.

 

Los conquistadores crearon ciudades y refundaron otras sobre las ciudades del Imperio en todo el territorio: Piura, Cajamarca, Trujillo, Lima, Cusco, Arequipa, Ica, que forman el Perú actual y, también ciudades como La Paz, Santiago, Buenos Aires, Guayaquil, Quito, Santa Fe de Bogotá, entre otras tantas en América del Sur. Esas ciudades son preservadas por las autoridades por el valor histórico, cultural, monumental y, también, turístico y comercial. Cusco y Arequipa son un ejemplo. Ambas regiones viven de la minería-gas, turismo, agricultura y otras actividades económicas productivas y de servicios.

 

Las ciudades fundadas por los españoles fueron mestizas tanto por la composición étnica y cultural de sus habitantes como por el diseño arquitectónico y el poder establecido. Desde entonces existen los Cabildos presididos por los alcaldes, entonces designados por el poder político central y no elegidos como hoy. Pero, los cabildos u alcaldías son parte de la nueva realidad.

La historia del Virreinato es parte de la historia del Perú. Desde entonces se producen grandes cambios en todo orden de cosas. Somos un país mestizo. Las claves de la presencia hispana están en nuestro nombre, Perú; el idioma, el castellano; la religión, católica. Incorporamos la matemática, filosofía, el lenguaje escrito, nuevas ciencias y disciplinas, además de la universidad, centros religiosos, etc. Desde entonces nos integramos al mundo y formamos parte de la cultura occidental como parte del lejano Occidente.

Las nuevas ciudades cuentan con un diseño arquitectónico nuevo que se mantiene hasta hoy. Es un estilo mestizo en el que se mezcla la herencia árabe resultado de más de siete siglos en el control de España, con la arquitectura de las huacas que eran espacios religiosos –templos-, administrativos y ceremoniales. Ica, la ciudad fundada por Nicolás de Rivera el Viejo, posee un Centro Histórico y Monumental que es imperativo preservar.

Según los profesionales de la Dirección Regional del Ministerio de Cultura de Ica, existen 124 edificaciones consideradas monumentos de los cuales la mayoría se encuentra en la provincia de Ica, otros en Pisco, Nasca y otras ciudades. Se han caído 33 monumentos que no se han podido reconstruir: una pérdida no sólo del patrimonio histórico y su significado: la memoria, la identidad, los puntos que nos convierten en paisanos, ciudadanos, personas unidas a una identidad.

Lamentablemente, ante la blandenguería de las autoridades, los comerciantes de hoy, por ejemplo, solo piensan en demoler los monumentos arquitectónicos con el fin de convertir las casonas en horribles galerías comerciales. De esa manera, el patrimonio monumental va desapareciendo. Nos encontramos frente a una modernidad fallida o una falsa modernidad. Mientras en los países desarrollados se busca preservar y reconstruir, aquí se busca demoler.

Los alcaldes, herederos de la tradición de los cabildos, no asumen su responsabilidad. La Plaza de Armas fue “ornamentada” con unos fallidos arreglos por un alcalde ignorante de la historia y la identidad iqueña. La ignorancia es audaz.

¿Cómo convencer a los propietarios para que preserven el patrimonio de Ica? ¿Cómo hacer para que converjamos todos en defensa de nuestro patrimonio monumental?

La municipalidad provincial debe intervenir, aprobando un Plan Maestro para el Centro Monumental e Histórico; dictar normas que incentiven, premien y apoyen la preservación de los monumentos. Las normas vigentes sobre avisos publicitarios se deben cumplir, difundir y sancionar a quienes no las acaten.

Ica tiene tres ambientes monumentales: Huacachina, el perímetro de la Plaza de Armas y Luren. Sin embargo, el deterioro y la falta de orden en ellos salta a la vista.

Ica no es sólo una plataforma agrícola y minera exportadora. También puede crear una gran industria turística y cultural. Depende de los iqueños y sus autoridades.

Correo electrónico: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it