La Voz de Ica

22.Apr.2018

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

Graña y Montero en Octubre del 2014 hizo estudio de concesión de Emapica

  • PDF
Restos de la madre y su hijo son velados con presencia de familiares y amigos

Ica.- Continuamos con nuestra campaña para que los intentos de privatización del servicio de agua potable de la provincia de Ica pasen primero por el veredicto del tribunal del pueblo, antes que su suerte sea expuesta a la decisión del alcalde y 13 regidores de la comuna iqueña, quienes hasta el momento no han hecho ningún tipo de consulta a los miles de usuarios.

El Consorcio "Aguas de Ica", conformado por Graña y Montero y la empresa española "Acciona Agua", en Octubre del año pasado hizo el estudio de concesión para la gestión integral del Servicio de Saneamiento de la EPS Emapica, la cual tendría una duración de 30 años.

El compromiso de concesión es para atender inicialmente a más de 200 mil habitantes en los servicios de agua y desagüe, y para ello asumiría el control de la redes respectivas, pozos tubulares, reservorios, lagunas de oxidación y otros, en aplicación del artículo 2 del Decreto Supremo N° 013-2014-Vivienda, en concordancia con la Ley N° 19951 y su Reglamento.

En la propuesta contenida en el referido estudio, el Consorcio "Aguas de Ica" sutilmente se compromete a mantener las tarifas aprobadas por Resolución N° 009-2007 del Consejo Directivo de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass).

A la vez, el consorcio pone como ejemplo que actualmente (Octubre 2014) Emapica cobra por el servicio de agua 6.30 soles por m3 (sin IGV), mientras que Sedapal mantiene ese costo en 19.71 soles (sin IGV), pero resulta que en Junio pasado Sunass autorizó un incremento entre 95 céntimos y 2.93 soles al mes, a quienes registren consumos de hasta 17 m3 al mes.

Claro que con la privatización del agua, encubierta como concesión, Graña y Montero con su socia española lo primero que harían será homologar las tarifas de Emapica con las de Sedapal. Ojo que en los cálculos tarifarios sólo estamos mencionando los costos del servicio de agua potable por metro cúbico, sin considerar los costos del alcantarillado.

Ahora bien, con las reuniones casi a escondidas que ha sostenido en Ica la empresa Graña y Montero con los accionistas y directivos de Emapica, es que éstos eleven la solicitud actualizada al Concejo Municipal, a fin de que el Pleno apruebe la concesión; y con ello, el Ministerio de Vivienda y Construcción quede autorizado para que solicite a Pro Inversión inicie el procedimiento, según lo que estipula D.S. Nº 013-2014-Vivienda.

Lo que nos preocupa es la falta de transparencia con la que viene manejando el tema el alcalde y Presidente de la Junta de Accionistas, Carlos Ramos Loayza, quien prefiere contratar publirreportajes en vez de convocar a la prensa en general para que exponga el caso en toda su magnitud y escuche también las críticas. En las sesiones del Pleno los periodistas somos "convidados de piedra", sin voz y voto para expresar nuestras inquietudes en representación de la conciencia ciudadana. Por eso es que insistimos que el caso sea expuesto previamente a los medios de comunicación.

Graña y Montero tiene más de 80 años de experiencia en construcciones y cero en servicios de saneamiento, mientras que la española "Acciona Agua" apenas tiene 18 años en el mercado de las EPS, pero aún así seguimos pensando que Emapica en lugar de ser concesionada debería pasar por un proceso de reflotamiento por parte del Estado para mejorar las redes y la calidad del servicio, además de un inevitable sinceramiento de tarifas que subirían razonablemente, pero no se dispararían como lo haría la privatización o concesión. (Daniel Bravo Dextre)