La Voz de Ica

19.Aug.2018

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

En el nombre del PADRE…

  • PDF
Restos de la madre y su hijo son velados con presencia de familiares y amigos

Sin... Pretensión!!! Por Marina Guzmán

En la misa dominical ocurrió un incidente. Un sacerdote muy mediático iniciaba la celebración con un lleno total, cuando frente a él, se paró una mujer muy consternada y con un papel en alto; sus brazos extendidos imploraban audiencia. Las personas que asisten al sacerdote acudieron prestas a desalojarla… y con cortesía le recibieron el papel. Hubo mutismo total y la ceremonia se vio interrumpida un par de veces más; implorando siempre con sus brazos en alto. Luego la mujer se hizo un lugar en la primera fila.

La incomodidad del público asistente era evidente. Finalizada la ceremonia, el cura se retiró sin acercarse a ella. Le pregunté si necesitaba algo y si la habían atendido, grande fue mi sorpresa cuando dijo: -SÍ, gracias-  y enseguida con ojos amables muy tranquila me preguntó: - ¿Siempre vienes a misa?-  En ese momento esa desazón de sentirme partícipe de una ceremonia donde escuchaba al cura como un televisor prendido y de ser parte de la hipocresía colectiva de no atender al NECESITADO… la duda se disipó. A nadie más, estoy segura como creyente, Dios escuchó en aquella ocasión. Como cuando Cristo caminaba rodeado de aduladores y una mujer tocó su manto, y ese gesto humilde fue lo más importante para él; pasaje que hoy perdura en la enseñanza.

Fundación de un Diario Viene a colación, esta reflexión en el aniversario N° 97 del Diario que acoge mis escritos, en una tribuna de opinión libre. Porque esa debe ser sin duda la primaria intención de quien decide abrir un Diario, ¡ESCÚCHEN, de una vez por todas!!!... volcando el clamor por una sociedad más justa.

-Ica puede- me parece escuchar a Don Octavio, y sus contemporáneos seguramente dijeron, -claro que puede- Y el honor de la palabra se sustentó en la increíble fortaleza de la familia Nieri, de seguir publicando por tres generaciones. Ese apasionante destino, da cuenta del oficio como MISIÓN, de la batalla diaria enfrentada contra el tiempo, del encargo del padre al hijo y de la valentía asumida en ese reto.

En 1918, cuando el fundador, alzó su voz contenida en un periódico… le impregnó ese sentir regionalista cargado de ansias, motivado de patriotismo y embebido de investigación. Con la única intención que los trascendidos políticos no se arrejunten imprecisos en los medios de comunicación de aquellos años y dando cuenta que los intereses comerciales no se sobrestimen por encima de los intereses mayoritarios de quienes tienen voz pero no tribuna.

El encargo y el honor de publicar Esa querencia por la tierra y ser esa ventana para construir el desafiante destino del terruño se vieron plasmadas en el nacimiento del Diario hace casi 100 años y aún hoy nos asienta y compromete a quienes publicamos. Porque el destino de los pueblos esta trazado de dolorosas verdades, de romanceros políticos, de oportunistas y de mucha esperanza; esa que se construye con fe.

Honrando la noticia Un diario en las manos del lector cada mañana, lleva consigo laboriosidad, alegría o el desencanto del quehacer urbano. Así la observación, el análisis y la prudencia, van transformando ese espíritu libertario que acompaña a todo aquel que se dedica a este noble o nefasto oficio de ser periodista. Porque todo aquello que implica al hombre, llevará siempre la carga del mal o del bien. ¿Quién lo duda?

Y así como la mujer en el templo, con el brazo en alto y la valentía de enfrentar la solemnidad por una causa seguramente muy justa… así mientras un solo periodista subsista, ético en su conducta y probo en su MISIÓN de informar, sus actos sabrán honrar SU NOTICIA  y  tendrá una razón para existir en las páginas de un Diario; porque antes de nacer un periodista, antes de formarse, antes de atreverse, nace esa innegable decisión de defender LA VERDAD, valor primario y frontal de un periodista... quien sino inundado de esa disconformidad natural que hace del hombre la especie única pensante, lo irá formando.

¡Una colaboración…sin pretensión!!!

Marina Guzmán

Lima, Agosto 09 de 2015

Face: Sin pretensión

(antes Dímelo en Cristiano)