La Voz de Ica

25.Nov.2017

Ultima actualizacion07:27:20 PM GMT

¿50 AÑOS DE LA VENDIMIA?

  • PDF

Una difícil -pero no imposible- tarea tendrá que resolver el próximo alcalde de Ica. Y deberá llegar con una propuesta coherente bajo el brazo para formar una comisión proba, eficiente y ágil que desarrolle en tiempo record el Festival Internacional de la Vendimia Iqueña (FIVI 2015) que en los predios municipales se dice que sería la versión número 50° de la tradicional fiesta de todos los que vivimos en este esplendoroso valle. Particularmente creo que recién desarrollaremos la versión 49° y explico sucintamente el por qué.

 

Si fuese el 50 Aniversario del FIVI (Bodas de Oro) se requerirá una meticulosa y distinta preparación que se diferencie de las versiones anteriores para que el evento suene por todo lo alto y los funcionarios o personas designadas demuestren sus capacidades organizativas para que este aniversario quede por siempre en la retina y la memoria de todos los iqueños. Aunque será una tarea difícil, ya que estamos en la coyuntura de un cambio de gobierno municipal y lo que no existirá para este propósito será el tiempo y el manejo de las herramientas de gestión para comprometer gastos, contratos, personal, infraestructuras, logística, etc., los nuevos administradores de la ciudad serán capaces de cumplir.

 

Lo que debe hacerse es normalizar realistamente la gigantesca omisión de considerar como legítimo y verdadero un Festival de la Vendimia que nunca se realizó. Y ese fue el FIVI 2012. Recordemos que en Febrero de ese año se desarrolló la Emergencia Sanitaria en Ica, con llegada urgente de ayuda por parte del Gobierno Central donde la entonces congresista Ana Jara fue el personaje descollante para la solución del problema. Ese año, presionado por las circunstancias el FIVI 2012 no se llevó a cabo, pero el entonces alcalde Nacimiento Quispe impuso su caprichosa decisión para que este festival nonato quedara teóricamente -en el papel- como realizado cuando en la práctica no lo fue. Y así quedó, con el silencio cómplice del Alcalde Martínez García que lo sucedió. La mentira pasó a ser verdad oficial desde entonces. Recuérdese que en el 2012 no se eligió reina alguna, no se llevaron a cabo las festividades ni las exposiciones en el Parque Ferial (aunque algunos avivatos ya habían recibido dineros “comprando” fechas para conocidos promotores de espectáculos) tampoco hubo el tradicional desfile de los carros alegóricos, ni las reinas extranjeras llegaron y menos aún hubo gente que asistiera a estas celebraciones truncas. Repito, el 2012 no hubo FIVI pero, inexplicablemente en la cuenta oficial de la Municipalidad de Ica esta fecha se sigue considerando como verdadera.

¿Existieron FIVI anteriores suspendidos? Si los hubo y menciono solamente algunos. Desde el año 1965 hasta la actualidad a estas fiestas de la uva se les denominó “Festival Internacional de la Vendimia Iqueña" (FIVI). El año 1963 (Festival de la Vendimia Iqueña) y el año 1998 no se celebró la Fiesta debido a las catastróficas inundaciones en Ica. Esas fechas fueron suspendidas y no se les consideró en el conteo oficial a diferencia de lo ocurrido en el 2012. Nadie ha mirado en perspectiva que al validar, al cohonestar, al 2012 como FIVI realizado, el problema tendría que explotar en algún momento y todo indica que Calín Ramos, reelecto burgomaestre asumirá las consecuencias a partir del 2 de Enero del 2015, quien apretado por el tiempo y las circunstancias hará lo que pueda para resolver este problema.

¿Queremos acaso un Festival Internacional de la Vendimia hecho a trompicones? ¿Deseamos que las Bodas de Oro del FIVI sean una fecha para el olvido y el fracaso? Puede darse una solución salomónica para solucionar este entredicho y será que el primer acto de Gobierno del alcalde de Ica, en su segundo periodo, emita una norma edil mediante la cual invalide el supuesto FIVI 2012 como verdadero, correr las fechas y realizar este 2015 que ya está a la vuelta de la esquina como la versión 49° y para el año 2016 hacer con tiempo y merecimientos unas estupendas y bien organizadas “Bodas de Oro” del Festival Internacional de la Vendimia Iqueña, heredad de todos los que vivimos en estas hermosas  tierras, pueblos y valles. ¿Es difícil hacerlo?